Paleopermafrost

Es el suelo, roca, o sedimento orgánico, que en el pasado estuvo sometido por varios años consecutivos a una temperatura de 0 °C o menos. Muchas veces, el paleopermafrost posee macroindicadores visibles en los perfiles geológicos, como moldes de cuñas de hielo, señales de selección granulométrica por procesos criogénicos, o de paleocrioturbaciones.

Otras veces el paleopermafrost se determina por un conjunto combinado de microindicadores micromorfológicos del suelo, como ser, estructuras vesiculares o laminares, estructuras de compactación, depósitos y traslados de limos, orientación preferencial de ciertas granulometrías, fábrica isobandeada, poros laminares, microcrioclastesis, carbonatación e hidrólisis de Fe, entre otras.

El paleopermafrost es un indicador paleoclimático muy importante que define un paleoambiente que ha registrado un cambio climático, en donde la variación de la isoterma de 0 °C, registrada indirectamente, como paleotemperatura media anual del suelo, cambió hacia una temperatura positiva.

Este fenómeno se puede observar tanto en la Patagonia como en la Cordillera de los Andes (Trombotto, 2002, Trombotto Liaudat, 2008).

Moldes y Cuñas de Hielo

No se admiten más comentarios